Viernes 9 noviembre 2012 @ 12:38 PM

¿SOMOS COMO QUEREMOS QUE NOS TRATEN?

“Cada vez crece el convencimiento de lo derechos que tenemos como consumidores, exigimos una atención de calidad; sin embargo como “consumidores” somos irresponsables y des-comprometidos frente a ese servicio que exigimos”

Amigos, la gran mayoría de ustedes saben que con mi destacada colega Perla Sanhueza, hemos CREADO UN TALLER DESTINADO A UNA CONFLICTIVA COTIDIANA Y COMPLEJA QUE ES “LA ELECCIÓN DE PAREJA”. Este taller, con toda sus LIMITACIONES, está orientado a la PREVENCIÓN, para evitar, el dolor que provoca una separación o varias separaciones.

NO ES UN taller “lucrativo”, ya que NO ES masivo; muy por el contrario, formamos grupos pequeños compuesto con personas de un determinado “perfil”, para así orientar el taller hacia ese grupo con ese perfil. En el caso que el postulante presente una “CONTRAINDICACIÓN” por distintas circunstancias, LE RECOMENDAMOS OTRAS ALTERNATIVAS, dependiendo de lo que realmente necesita esa persona en particular. Para SELECCIONAR a los interesados tienen que llenar un cuestionario (extenso y con preguntas bastantes “íntimas) y una vez que han pasado esa “pre-selección” los LLAMAMOS PERSONALMENTE para agendar una entrevista personal. Es un “SERVICIO” muy profesional y de “EXCELENCIA” (palabra de moda), como la gran mayoría de los chilenos EXIGEN…. ¿Y CON QUÉ NOS HEMOS ENCONTRADO? 


Se nos ha hecho muy evidente el modo de actuar de los Chilenos, ¡POR SUPUESTO QUE HAY EXCEPCIONES! y son precisamente “esas excepciones” las que hemos SELECCIONADO PARA LOS GRUPOS, con los cuales estamos trabajando muy bien. SIN EMBARGO me impresiona constatar que PERSONAS que tienen 4° medio y muchos profesionales técnicos y universitarios ¡NO COMPRENDEN LO QUE LEEN! Me preguntan cosas QUE ESTÁN descritas en el anuncio del taller, pese a eso, necesitan que uno se diga. Muchos responden un cuestionario muy extenso e íntimo ¡y a la hora de comunicarnos con ellos o NO contestan el teléfono o NO responden el correo! Más aún, cuando ¡por fin los contactamos! nos dicen que: “mejor que no”, que “no les conviene las fechas” (descritas en el anuncio) que “no les conviene el horario” (descritos en el anuncio) y que les expliquemos “de que se trata” (¡también descrito en al anuncio, obviamente!). Respuestas tan insólitas como: “lo contesté como un juego” o que “ya no me acuerdo de que se trata” nos pone en contacto con esta parte de nuestra IDIOSINCRASIA, que se caracteriza por el RELAJO, ¡o más bien la FLOJERA para LEER Y RETENER la información!, la FALTA de RESPONSABILIDAD Y COMPROMISO.
Cuando ya hemos contactados a los “pre-seleccionados” y AGENDAMOS una entrevista donde AMBAS participamos. ¿QUÉ ES LO QUE PASA?, ¡algunos NO llegan y muchas veces SIN avisar!, sin considerar que como todo(a) profesional de la salud mental, tenemos que cumplir un horario estricto con nuestro queridos pacientes que tienen psicoterapia “tales” días y “tales” horarios.
No me dejo de sorprender que cuando uno quiere dar un servicio de “calidad” (también palabra muy de moda), la respuesta de muchos, NO TODOS, por supuesto, es de FALTA DE SERIEDAD.
En fin, son muchas las cosas que me hace pensar que muchas veces SOMOS NOSOTROS mismos los que PROVOCAMOS un “MAL SERVICIO”

En síntesis:
Cada vez crece el convencimiento de lo derechos que tenemos como consumidores, exigimos una atención de calidad; sin embargo como “consumidores”, en ciertas áreas, somos irresponsables y des-comprometidos frente a ese servicio de “excelencia” que exigimos.

¿Que piensan ustedes? ¡Me interesan sus opiniones!

5 comentarios

  1. Jessica dice:

    Muy interesante el articulo, tienes tanta razón cuando hablas de la flojera mental para leer y retener información, ademas de la comodidad conveniente del chileno, yo hace tiempo me di cuenta de este mal, trabaje por varios años detrás de un mostrador atendiendo gente y el 80% me preguntaba los precios que tenían frente a ellos con números q hasta el mas ciego vería, o preguntaban cosas tan obvias que daban ganas del golpearlos, también me di cuenta de lo individualistas y egoístas porque sacaban un articulo lo paseaban por la tienda y como decidían no llevarlo lo dejaban tirado en cualquier lado sin siquiera pensar en dejarlo donde lo sacaron “total pa eso están los empleado para que ordenen”…eso me hizo cambiar para siempre de actitud , ahora cuando voy a las grandes tiendas, jamas dejo nada desordenado, después de probarme una ropa si no la llevo la dejo donde la saque y casi nunca molesto a un vendedor porque se que perfectamente puedo atenderme sola y solo molesto cuando deben darme un vale o pagar en caja, jamas pregunto por un precio a menos q evidentemente no este por ningún lado…deje esa comodidad y por sobre todo creo q aprendí a respetar al otro, esa es la base, una actitud de respeto hacia el otro donde te muevas o en los compromisos con el otro porque aplico la ley de la siembra y la cosecha que plantea lo que das recibes y vaya que me ha dado resultados asombrosos porque considero al otro y le doy el valor que todo ser humano merece y se q mas temprano que tarde recibiré ese valor del otro hacia mi.

  2. Myriam dice:

    Disculpa la pregunta, pero por qué luego de 20 años de experiencia realizas un Taller que como tú misma dices, tratas una CONFLICTIVA “cotidiana y COMPLEJA”, orientado a la PREVENCIÓN DEL DOLOR, y haces una selección de este tipo? ¿No basta con que las personas asistan al taller porque ellas reconocen la necesidad de ir?

    ¿Por qué utilizas una metodología y evalúas la situación como si estuvieras realizando una selección de personal competente? ¿eres Psicóloga Clínica o Laboral? Realmente me gustaría que me explicaras, porque no quiero juzgarte tan rápido, pero aquí no estás desde tu rol, si el tema del taller fuera “Marketing, liderazgo y calidad”, entendería mejor.

    Te presentas socialmente como una persona muy competente y eres muy exigente, supongo que por lo mismo, pero estás tratando con personas que sé que no son tus pacientes, pero que quizás asisten porque emocionalmente presentan una problemática importante, sino, no habría necesidad de ir a un taller así y el tipo de comportamiento, puede ser leído de una manera mucho más profunda y de acuerdo al contexto de tu taller, y no sólo como “flojera” o un problema de “idiosincrasia del chileno” (cosa que es innegable)… sobre todo luego de sin si quiera conocerte, tienen que llenar un cuestionario extenso y con preguntas BASTANTE ÍNTIMAS.

    Creo que cualquiera, que no esté pasándola bien emocionalmente, puede sentirse muy intimidado por PROFESIONALES como tú y la forma más fácil de no entablar una relación contigo es NO RESPONDIENDO EL MAIL, NO RESPONDIENDO EL TELÉFONO y diciendo cosas como que no les conviene la fecha, o “mejor que no”. Son indirectas claras, sin tomar en cuenta lo que dentro del área de la Salud Mental llaman “resistencia”… a estas personas hay algo que les duele.

    Veo que consideras de EXCELENCIA, tu servicio, quizá, realizando una selección estricta y trabajando sólo con aquellos que encajan con el perfil, así los talleres están resultando bien ¿pero estás pensando realmente en todas las personas que dejaste fuera, a las que dijeron “mejor que no”? ¿Detectaste al grupo de población que necesitaba tu ayuda? ¿O detectaste sólo aquellos con los que el Taller te iba a salir perfecto?

    Hablas del servicio, de la calidad, del “deber ser” pero por ningún lado percibo ese componente HUMANO que realmente escucha al otro y sabe “leer entre líneas”. No llegan y sin avisar… ¿por qué no llegan?, ¿te da rabia que no avisen o que no lleguen? No puedo evitar percibir la carga con que tu mensaje está escrito y me doy el tiempo de escribirte todo esto, porque sentí compasión por aquellos que no quisieron ir a tu taller y te necesitaban… y luego, en un blog, en la sección de “Relaciones Humanas” hablas del “cómo deberían comportarse las personas” y no tocas en ningún minuto la conflictiva que convoca el taller y el tema de las relaciones que pueden llegar a entablar “personas que querían asistir a un Taller para evitar el dolor que produce una separación”

    Espero no ofenderte con mis cuestionamientos, pero me preocupé, realmente me preocupé al ver a una profesional de la salud mental escribiendo tan a la rápida, tan a la rápida, tal como se nos enseña hoy en día: a no ver lo que hay más allá de nuestra propia nariz. Espero tu respuesta, y por supuesto, espero estar rotundamente equivocada. Saludos.

    • Marie Louise Duhalde dice:

      Hola Miriam, he leído cuidadosamente cada punto que planteas, más de uno me ha hecho re-pensar cómo se puede mal interpretar lo que escribí, en este mini-artículo, en relación al ejemplo que dí de algunas cosas que pasan en el “Taller Para Personas Solas”
      Ahora bien, dado que me planteaste que no me querías ofender con tus cuestionamientos y que esperabas estar rotundamente equivocada, te contesto que sí, ¡ESTÁS ROTUNDAMENTE EQUIVOCADA!, salvo en ciertos puntos que te mencionaré a continuación:

      1°.- El sentido de este mini-artículo (que es más bien una descripción de comportamientos) es hacer UNA DENUNCIA de nuestra IDIOSINCRASIA, en cuanto a lo des-comprometidos que somos. Puse de EJEMPLO lo que ha pasado con el taller y nada más. Es importante que re-leas el nombre del artículo y la introducción de éste.
      EL ARTÍCULO NO ESTÁ ORIENTADO A HABLAR DEL DOLOR, PORQUE ESE NO ES SU FIN. Tampoco el fin de este artículo es hablar de “la conflictiva que convoca el taller”, ni menos aún tocar un tema tan delicado y sensible como “el dolor que produce una separación” Ahora bien, es muy importante clarificarte que el TALLER está orientado a la PREVENCIÓN PARA EVITAR ESTE DOLOR Y NO PARA TRATAR EL DOLOR DE LA SEPARACIÓN, PARA ESO SE REQUIERE UNA PSICOTERAPIA ¡Y NO UN TALLER!

      2°.- EL TALLER ES PARA PERSONAS SOLAS QUE LLEVAN UN TIEMPO SIN TENER PAREJA, las personas que están recién separándose, necesitan primero vivir su duelo, para así “procesar” sus errores. Los psicólogos clínicos sabemos que primero se pasa por un período de negación y también de irrupción de recuerdos y sentimientos, que son muy dolorosos de soportar, para eso es necesario contenerlos en la intimidad de una psicoterapia. De hecho he escrito sobre esto en mi Blog y Facebook (“Lo doloroso del duelo”, “La muerte de un hijo, el más grande de los dolores”).
      Esas personas que están con mucho DOLOR, como tú lo planteas, NECESITAN un acompañamiento más cercano, psicoterapéutico y si es necesario fármacos. Sería muy poco ético y muy rentable, ¡por qué no decirlo!, recibir a ESAS personas que están atravesando un gran dolor, ¡A UN TALLER DE PREVENCIÓN!…. Imagínate a ESA persona “descompensada”, con la herida sangrando, ¿¡Tu crees que está en condiciones de hacer una introspección e identificar sus patrones relacionales, para así cambiarlos!?….. ¡Cuando están invadidas por emociones tan dolorosas debido a su duelo! Es imposible hacer cambios cognitivos y emocionales si estás invadida por la emoción de un duelo, ya que cuando se está en el medio del dolor, no puedes procesar nada; sólo sientes que te duele.

      Por lo tanto, no basta Miriam que las personas “quieran in al taller”. Existen casos de personas que están cursando un cuadro de depresión grave, crisis de pánico o de ansiedad generalizada, etc., etc. Al estar muy angustiadas (síntoma común de estos cuadros), ¡están muy interferidas y NO LES SERVIRÍA EL TALLER!
      Esa es la “Selección” y el “Perfil” a los que tú te refieres. Tienes razón que están muy mal empleadas las palabras y se puede prestar para una confusión. Es por esto que tenemos que replantearnos esto con mi colega y te agradezco tu observación.

      3°.- Muchas de esas personas que tú dices que las dejo afuera, porque no encajan con el “perfil” para que todo salgo perfecto ¡QUEDAN ADENTRO! Así es, No dentro del taller, dentro de NUESTRA AYUDA y de muchas formas. En cuanto a las “Personas que están pasando por una problemática importante”, como tú lo dices, en ese caso ellas necesitan un tratamiento psicológico y NO un taller. Más de una de aquellas personas las hemos derivado, por ejemplo a especialistas en disfunciones sexuales muy puntuales y que no son nuestra especialidad.
      Todas esa personas, como tú dices “que buscaban tu ayuda y quedan fuera del taller”, las estoy ayudando terapeándolas personalmente o derivándolas a personas competentes, considerando sus realidades. E incluso personas que tienen, como tú dices, “resistencias” a una psicoterapia, la hemos derivado a grupos de apoyo, que son de distintos credos, dependiendo de la religión de esas personas.
      Con esto espero responder tus dudas si soy Psicóloga laboral o clínica.

      4°.- A propósito del cuestionamiento que haces de que NO estamos considerando las “resistencias”:
      Así como me he equivocado en el uso de las palabras “selección” y “perfil”, tú estás muy confundida en relación al concepto de “resistencia”. Las resistencias se dan ¡sí o sí! en la Psicoterapias. Está mal empleada la palabra en otros contextos. En la Psicoterapia Psicoanalítica (mi especialidad), cuando se están abordando temáticas inconscientes y dolorosas, es cuando muchas veces aparecen “las resistencias”. Éstas son defensas del “YO” pero inconscientes, frente a la toma de consciencia de conflictos que no son fáciles de tolerar. Frente a eso, mi abordaje no es derribar la defensa, como lo hacen algunos psicoanalistas, lo que yo hago, dentro de una “relación íntima y humana” (frase que usas como cuestionamientos a mi quehacer como psicóloga clínica), es empatizar con lo doloroso de enfrentar ese conflicto, más que obligar a mi paciente a enfrentarlo.
      EL NO CONTESTAR UNA LLAMADA O UN CORREO NO ES UNA RESISTENCIA. Ahora bien, si fuera por “resistencias” NO CONTESTARÍAN el cuestionario, ni menos aún darían sus datos “sin conocerme”, como lo dices tú. Por otro lado, si esas personas “no quieren entablar una relación con profesionales como tú”, como lo expresas, ¡No contestan NADA, ni envían ni un dato de ellos mismos! , ¿no te parece? Las personas que lo hacen tienen la disposición y NO están “resistentes”.

      5°.- Miriam, así como “te preocupa mucho y sientes compasión por las personas que (crees) quedaron afuera”…..yo también me preocupo por la indignación que te provocó este artículo, debido a la INTERPRETACIÓN que TÚ le diste, ¡muy diferente a la gran mayoría de las personas!, que captaron que el tema era “La Idiosincrasia de los Chilenos” y que las situaciones que describí del taller era un ejemplo de nuestra idiosincrasia ¡y no una descripción del taller propiamente tal!
      Creo entender desde donde viene tú indignación, y el por qué me interpelas, (que sólo siento rabia porque no llegan, y que no miro más allá de lo que está pasando). Me preocupa mucho más, el como te identificas con “los que quedan afuera”, con los que “necesitaban mi ayuda y no la recibieron”. Me sientes, o proyectas en mí, a una profesional fría e inhumana que quiere trabajar sólo con “los mejores”.
      Proyectaste en mi alguien muy diferente a quien realmente soy, e hiciste juicios descalificadores, que si bien fueron sin intención, afloraron con rabia y una cierta amargura. Probablemente lo que escribí, o más bien la forma en que lo hice, te tocó alguna fibra muy dolorosa para ti; el quedar afuera, no ser considerada, ser excluida por otros que “son mejores”, el trato frío e inhumano hacia los que no calzan con el “mejor perfil”, la incapacidad del otro para empatizar con el dolor ajeno ¡o con tu dolor! Digo “tu dolor”, porque mencionaste mucho esa palabra ¡y noté no sólo tu rabia sino el dolor en ti! En fin, sólo Dios y tú corazón saben qué fibra te tocó lo que escribí y lo lamento mucho.
      Todo esto me hace tomar mayor consciencia aún de los alcances que pueden tener mis artículos, (por muy “anecdóticos” que algunos sean), para mis queridos pacientes, amigos, fans y “otros” y la responsabilidad que conlleva tener este espacio en la red.

      SALUDOS CORDIALES,
      Marie Louise

  3. Hugo Ayala dice:

    En un lugar habia una largo estanque de agua,en una de las orillas se encontraba esperando un ESCORPION ,por si alguien podia ayudarle a pasar al otro lado de dicho estanque; acontecio que un dia paso nadando una bella y pacifica RANITA, a la cual el ESCORPION llamo:!!hey ranita ,ven aca!!, y la ranita respondio !no! porque me puedes picar y yo moriria, tu eres asi, yo te conozco. Luego de rogarle por la “buena”,el escorpion cambio de actitud y le dijo:Mira ranita, si tu no me pasas al otro lado sobre tu espalda ,entonces yo voy a llamar a todos los escorpiones que conozco y nos iremos a matar a todas las ranas como tu , y, tambien a tu familia, y si me pasas, nada les pasara a tu familia, me lo aceptas?…………..la ranita lo penso MUCHO tiempo….y dijo :!Con una condicion, que no me piques!. Y contento el escorpion ,se lo prometio. Se subio el escorpion a la espalda de la ranita, y comenzo a nadar suavemente hacia la otra orilla, y cuando pasaron mas de la mitad la ranita le recordo al escorpion sobre su promesa, y este le dijo que no se preocupara. Estaban casi llegando a tierra y nuevamente le recordo la ranita que no la picara y que mantuviera su palabra, y el escorpion le repetia que ya le habia dado su palabra, que no lo molestara mas con eso……..y.y.y…al llegar, tocando la orilla, y al saltar fuera el ESCORPION, se escucho un fuerte grito !!!NO, NO, NO,,, ME PICASTE !!!,..Porque lo hicisteeeee?,,,y el ESCORPION le respondio: Perdona ranita ,pero es como tu decias , esa es mi NATURALEZA……….

  4. hortensia dice:

    Hola, buenas tardes, con atencion he leido el articulo por Ud. publicado, el cual me parece realmente interesante ya que esa idiosincracia del chileno tambien es reconocida en el extranjero, puesto que los paises a cuales emigran son en su mayoria desarrollados por ende algunos se quedan aceptando ser mejores o simplemente se vienen por que “esta dificil la cosa”….jajja….Pero bueno, creo tambien que la falta de compromiso parte de nuestros politicos que siempre han prometido cosas que no pueden cumplir y ellos son un referente, aunque bastante alto, pero todos nos colgamos de eso….con esa expresion de “si total que?”…Hasta ahora entiendo que ser mas estructurado no te hace libre ni mas feliz pues vives en son de cumplir, responder y hacer las cosas bien por que el resto hace todo mal….aun asi prefiero comprometerme en lo que me agrada y se que lo hago con responsabilidad y compromiso y lo que no me gusta …simplemente soy honesta y verdadera al rechazarlo de un principio para no ser catalogada de irresponsable, incumplidora e incompetente……como ven hay de todo en Chile….y en cualquier pais del mundo….debemos intentar mejorar en lo que cada uno cree que es mejor para nosotros mismos y para el resto sin perjudicar ni juzgar…somos lo que nosotros queremos ser….pero no como nos gusta que nos traten.

Escribe un comentario