Miércoles 14 noviembre 2012 @ 5:27 PM

LA SOLEDAD CONDUCE AL DOLOR EMOCIONAL Y ÉSTE NOS CONDUCE A LA SOLEDAD

Soledad

Los sentimientos de soledad y el dolor son la pandemia de nuestros tiempos

Muchas veces las personas ESCONDEMOS nuestros DOLORES en el “baúl de los recuerdos”; es decir, en el inconsciente. Al NO compartirlos por la FALTA DE INTIMIDAD que vivimos en nuestras relaciones (ya que nuestros vínculos tienden en su mayoría, a ser más bien superficiales), nos vamos sintiendo cada vez más SOLOS.

MUCHAS PERSONAS LLEGAN A MI CONSULTA debido a que han sido “contagiados” por esta pandemia; la vía de contagio son: la vorágine en que vivimos, el “poco tiempo” para conversar y saber del otro (ya que estamos trabajando para poder tener “lucas” y “vivir bien”), las relaciones interpersonales a través de las redes sociales, las ausencias paternas en la infancia (porque muchos padres tienen que trabajar muchas horas del día para “darles a los hijos lo que necesitan”), etc., etc. En resumidas cuentas, el origen y la vía de contagio de esta pandemia, es la falta de intimidad, tanto así, que muchos que se llaman “parejas” son sólo: “esposos”, “convivientes” y “pololos” y ¡no son pareja!, porque no existe intimidad entre ellos.

Es por esto que muchos de mis queridos pacientes han llegado a mi consulta, PORQUE NECESITAN UN VÍNCULO ÍNTIMO, donde puedan reconocer y mostrar su verdadero “perfil”, muy distinto al perfil del Facebook, el perfil adolorido, solitario y escondido, el cual “no se sube” a la red. Esto se logra en la medida que mis pacientes se sienten seguros y protegidos, a través de ese vínculo tan especial que se denomina: “LA ALIANZA TERAPEÚTICA”. Es así como APARECEN (gracias a la técnica de “asociación libre”), esos recuerdos o vivencias que han estado GUARDADOS a veces por años ¡e incluso desde la infancia olvidada!….en el baúl de los recuerdos. Es conmovedor escuchar y compartir íntimamente las situaciones abusivas, maltratos y abandonos, ¡de cualquier tipo!, que han vivido muchos de mis pacientes.

Compartir sus dolores es “PONER PRESENCIA DONDE HUBO AUSENCIA”, así de simple y así de complejo. Al compartirlos pueden sanar sus heridas y cicatrizarlas, a través de muchas técnicas psicoanalíticas. Éstas son efectivas ¡sí y sólo sí! se hacen dentro de un vínculo de empatía afectiva entre mi paciente y yo. UNA VEZ QUE mis pacientes cicatrizan esos profundos y desgarradores dolores, pueden seguir adelante, sin exponerse en forma consciente o inconsciente a tolerar el abandono, el maltrato o el abuso del otro….. PARA NO SENTIRSE SOLOS.

11 comentarios

  1. Es como el dolor de cabeza,una estudia demasiado y desde siempre,lee mucha literatura y hace mil actividades más y a veces se producen esas fuertes jaquecas,y otros viven felices toda su vida,dedicados a actividades de orden más bien prácticos,como carpintería,panadería,contanilidades.
    Muchas personas son más sensibles al medio ambiente,a las críticas,al maltrato,a las ofensas y a los abusos y eso requiere las terapias,para sanar,ser fuertes y seguir adelante.
    Y los que se preguntan para qué vivimos,por qué vivimos,cuál es la finalidad de reproducirse indefinidamente ,qué es la muerte y muchas interrogantes que igualmente inquietan y hacen sufrir.
    Los especialistas enseñan estrategias de sobrevivencias ,para seguir adelante.y se agradece este espacio,en que la profesional orienta ,aclara .ayuda ,a muchos.

  2. Me encanto leer este articulo en donde se expreso tan claramente ,lo que tantos sufrimos en algun momento de nuestras
    vidas.Conciso,autentico,doloroso y real.Muy bien explicado para que cualquiera lo pueda comprender y animarse a pedir ayuda al idoneo y no lastimarse mas creyendo que la solucion es estar con alguien,sea quien sea,por no estar solo.Si no existe una “comunion “,se puede llegar a estar mas solo y mas enfermo de carencias afectivas.Vestirse no significa “arroparse”

  3. ARIEL ARRIETA dice:

    DUHALDE? ES UNA MALA PALABRA COMO LA DE TODOS LOS POLITICOS CORRUPTOS. FUERAAAAAA ! ! ! !

  4. VICENTE MILITELLO dice:

    LO QUE REALMENTE SANA…ENTRE MUCHAS OTRAS COSAS, QUE ESTOY DE ACUERDO CONTIGO EN LA NOTA…ES LA INTENCION…LA INTENCION ES EL FACTOR SORPRESA QUE ESPERA EL OTRO DE NOSOTROS, LA INTENCION SE PONE DE MANIFIESTO EN LA EMPATIA DE LA ESCUCHA, EN LA PRESENCIA QUE EL OTRO NECESITA DE NOSOTROS, PARA SABER QUE ESTAMOS Y SOMOS COMPRENDIDOS Y LA PERSONA CUANDO ES COMPRENDIDA SE RECONOCE, Y ASI TB UNO SE RECONOCE EN EL OTRO, HAY UNA SANACION MUTUA…EL RECONOCIMIENTO QUE BUSCO ES CUANDO COMPRENDO AL OTRO EN SU DOLOR…Y EN MI INTENCION SANO Y SOY SANADO!

  5. Natalia dice:

    Hola, me siento muy identificada con lo que escribes y me gustaria saber donde puedo recibir este tipo de terapia. Gracias.

    • Marie Louise Duhalde dice:

      ¡Hola Natalia!
      Este tipo de psicoterapia, es la psicoterapia psicoanalítica. Tienes que buscar un(a) psicólogo(a) de “orientación psicoanalítica”. Lo ideal es que alguien que estudie psicología o algún psicólogo conocido te lo recomiende, ya que somos nosotros los que conocemos quienes son de esta “corriente”, por así decirlo. CARIÑOS. Marie Louise

  6. daniel dice:

    Qué buena síntesis de la problemática actual!… Veo que hay reflexión y verdadero interés en la existencia humana. Los que hemos estado bajo el dolor psiquico insoportable por alguna situación de nuestras vidas sabemos que es así como está descripto en este artículo.

  7. nany dice:

    Gracias… solo eso… yo creo que todos hemos pasado por este estado…. pero las personas que nos rodean y en especial la familia (mi madre en mi caso)… nos ayudan a salir adelante…. besos

  8. Claudio dice:

    Buen articulo.

  9. RICARDO dice:

    Una vez me dijo un cura que en ciertos lugares, la gente no cree en el mal de ojo y los niños no se enferman del mal de ojo, lo mismo con estos males descritos por los psicólogos, la depresión, la soledad son fabricadas culturalmente “desde arriba” para hacernos dependientes, pues cuando la profesional habla de los abusos o abandonos que dicen haber sentido sus pacientes, ellos no les cuentan la mayor parte del tiempo en que fueron acompañados, consolados y protegidos por sus mayores o pares. desde el sistema se le enseña a los pequeños a sentirse acreedores absolutos de todos los beneficios e intolerantes absolutos a la menor contradicción. desde allí que siempre el egoismo y el sentirse víctima es parte de los actuales pacientes que concurren a estos profesionales que de este modo se hacen necesarios, el tema es que se les enseña a ser infelices. Tuve una infancia dura, y muchas carencias materiales pero lo estimo parte de mi aprendizaje y hoy llegando a la tercera edad, con los achaques propios me gusta vivir y estoy agradecido de todo lo que me rodea

Escribe un comentario