Viernes 4 enero 2013 @ 10:48 AM

¡LO QUE NO OCURRIÓ!: “EL FIN DEL MUNDO”. ¿PROYECCIÓN DE NUESTRO INCONSCIENTE?

¡LO QUE NO OCURRIÓ!: “EL FIN DEL MUNDO"

No será la primera ni la última predicción apocalíptica, que genere que el “iluminado” raciocinio se “oscurezca” por emociones y ansiedades.

¡Hace más de 10 días que “EL Mundo” NO se acabó! Qué estafa más grande, ya NO es “noticia”, porque ¡no pasó nada! Desde la llegada del 2000 lo están anunciando. Tendremos que seguir esperando “hasta el final de los tiempos”, que de una vez por todas ¡“se acabe el mundo”!

Bueno, sabemos que no será la primera ni la última predicción apocalíptica, que genere que el “iluminado” raciocinio se “oscurezca” por emociones y ansiedades frente a fenómenos naturales; como la alineación de planetas, o por conocimientos sobre pueblos primitivos, como Los Mayas (un gran pueblo) y su famoso calendario, ¡o más bien la interpretación que se ha hecho de éste!
Desde MI PERSPECTIVA, que por su puesto NO TIENE PORQUÉ SER LA VERDAD, al no existir religiosidad o espiritualidad en muchas personas, “La Muerte” No tiene un sentido trascendente, es “El Fin” solamente y eso angustia a muchos, ya que frente a lo desconocido (“el futuro”, “la muerte”, “el fin de…”), proyectamos nuestras ansiedades inconscientes.
Las reacciones que tuvieron muchas personas a esta “noticia”, para mí, han sido como una lámina del Rorschach, ¡digna de interpretación psicoanalítica! Ni hablar de los mismos medios de comunicación que le dieron tanta tribuna a estos “gurús” apocalípticos.
Me sorprendió una señora que en un matinal decía que “le daba miedo hasta salir a la calle”, independientemente que esa señora pueda sufrir algún cuadro fóbico, como una agorafobia o un cuadro de angustia y ansiedades paranoides, estas ansiedades probablemente fueron gatilladas por tanta literatura “chanta” que ha circulado en la red ¡y ni hablar de los medios de comunicación!, como los diarios y la TV. Un claro ejemplo es “La Princesa Japonesa” a quien se le dio un espacio en la TV para hablar de una serie de “anuncios”.Estos “anuncios” para la comunidad científica no fueron más que “pelotudeces” (por Ej., que se iba a apagar el sol por 3 días, cuando se ha investigado que falta para que éste caduque ¡5 mil años!)
A mí parecer, esta “revelación” que tuvo la “Princesa Japonesa” no es más que un síntoma de una Psicosis Mística, debido al delirio mesiánico de que “los marcianos llegaron ya”, que “se le abrió un tercer ojo” y que “entró a otra dimensión”, comunicándose con ellos. Me atrevo a decir que esta gurú “entró” en la “dimensión del delirio”, que se caracteriza por una pérdida total del juicio de realidad.
La Psicosis colectiva NO es sólo por el susto y la paranoia de muchos con “El Fin del Mundo”, sino la falta de Juicio de los medios al publicar este tipo de entrevistas. En ese sentido, “todo por el rating” ha llegado a ser Psicótico, por la falta de juicio y consciencia de los mismos medios, de la influencia que ellos tienen en personas especialmente vulnerables y sugestionables. Está demás decir que la Psicosis Colectiva No es sólo de todos los que participaron de este delirio “predictivo” del acabose del Mundo, sino también de que ¡¡¡Les Creímos!!!

EL “CÓMO” INCONSCIENTEMENTE SE VIVENCIAN ESTOS ANUNCIOS APOCALÍPTICOS:
Voy a analizar “el cómo” desde el psicoanálisis y NO desde la religiosidad.
En forma racional, todos sabemos que moriremos en algún momento, pero de ahí a lo que se siente, la mayoría de las veces es miedo, especialmente cuando el morirse carece de un sentido espiritual. Más aún, cuando se sabe en QUÉ momento TE vas a morir (llegada del 2000, el 21 de Diciembre del 2012 y etc., etc., etc.), ¡pero NO sabes CÓMO vas a morir!, el miedo puede transformarse en pánico, y ni hablar si sabes, o más bien sientes, que No es tú hora ¡y que quizás tú No mueras pero tus cercanos Sí!
El “cómo” inconscientemente se vivencian estos anuncios apocalípticos, a mi modo de ver, se relaciona entre otras cosas, con la presencia o no, de la “CONFIANZA BÁSICA”, ésta se logra en etapas muy tempranas del desarrollo, en la primera infancia, siendo un bebé. La “confianza básica” es una vivencia de que las dificultades se solucionan y que finalmente “va a andar todo bien”. Se podría decir, a un modo muy simple, que es el “sinónimo” psicoanalítico de lo que es la fe. Por supuesto, considerando TODAS las diferencias conceptuales, ya que el psicoanálisis es una teoría y una técnica terapéutica ¡y por lo tanto, NO es una religión!, ni menos aún, un “estilo” de espiritualidad.
Los que interpretaron estas predicciones de manera esperanzadora, de que “la nueva Era” es un proceso de cambios favorables para el ser humano, o que dentro de esta oscuridad, serán “salvados”, probablemente son personas que tienen expectativas positivas frente a lo “desconocidamente peligroso” ya que poseen confianza básica ¡Ojo!, existen personas que aparentemente muestran “confianza básica”, pero en el fondo lo que hacen es negar los miedos e idealizar las tragedias de forma maníaca, “no hay porqué estar asustados, hay que celebrar”, “vienen cosas muy buenas y es por esto que hay que estar contentos” etc., pero “por si acaso”, ¡no salen de su casa ESE día y almacenan agua, velas y provisiones para estar “preparados”!
Aquellos que respondieron a estas predicciones con mucho pavor de “La Ira de Dios”, o pánico de “que el Sol se iba a apagar”, creyendo que todo se oscurecería y que el mundo se iba a acabar, ¡pueden estar proyectando en todos estos avisos apocalípticos, muchas ansiedades paranoicas! Muchas de estas ansiedades y/o miedos se relacionan con los propios impulsos destructivos y agresivos que se transfieren hacia el mundo externo, hacia la naturaleza y los planetas. Mi impresión es que lo que realmente está ocurriendo es ¡la oscuridad del alma! y ésta es la que va generando el que se vaya “acabando” el sentido de vida. Desgraciadamente esto NO es “noticia”.
Ahora bien, para entender lo que pueda pasarnos a Los Chilenos, en relación a estas “noticias”, tenemos que considerar nuestra vulnerabilidad a estos anuncios, ya que cada uno de nosotros ¡hemos vivido por lo menos UN terremoto en nuestras vidas! Situaciones como éstas son las que gatillan ansiedades muy intensas. Muchos tuvieron sensaciones apocalípticas en los momentos del sismo y post- sismo del 27 de Febrero del 2010, esto es absolutamente entendible, especialmente en los compatriotas que viven en el sur, ya que la tierra literalmente rugió y se movió a tal punto, que hubo edificios que se desplomaron en plena “oscuridad” y el tsunami “acabó” con pueblos enteros.
En casos como estos hay reacciones post- traumáticas; la sensación que tiembla en todo momento, estar constantemente asustado, reacciones de pánico frente a las réplicas e incluso los cortes de luz, (muchos corrían a los cerros y en el mismo santiago se saturó la posta con personas con crisis de PÁNICO, después de un apagón a los días del terremoto). Hasta hoy, ¡que ya han pasado dos años del 27/F!, son muchos los que se ponen muy “nerviosos” frente a un temblor cualquiera.
En síntesis, nuestra Psicosis Colectiva del acabose del Mundo, se gatilla también porque somos un país “terremoteado”; tenemos en nuestro inconsciente colectivo la experiencia de que en cualquier momento puede pasar “algo” trágico, como terremotos y tsunamis destructivos, son minutos en que la tierra tiembla fuertemente, ¡“ruge”!, se nos mueve el piso y no podemos mantenernos de pie, el pánico y la sensación, ¡basada en evidencias! De que “hasta acá llegamos, este es EL FIN” hace que los Chilenos seamos muy sugestionable a estas predicciones apocalípticas. Un ejemplo de esto es la reacción en cadena que han generado los vaticinios de “Los Brasileros”, de posibles terremotos en Chile, especialmente en el Norte, donde se espera que en algún futuro inmediato…. Llegue.
Por último, quién no ha dicho: ¡“Se me vino el Mundo encima! Y también: “No se acaba el Mundo, hay que seguir viviendo”.
Bueno, los seres humanos estamos “obligados” a seguir viviendo….hasta que el mundo se acabe.
Marie Louise Duhalde
Psicóloga Clínica

4 comentarios

  1. jaime dice:

    las personas siempre viven en base a lo que “podria pasar” porque no tienen certeza respecto de lo que realmente pasara en sus vidas.. y en realidad como dice una buen amigo ” no pasa nada”
    quien vive del pasado; solo es un recuerdo
    quien vive pensando en el futuro; no existe.
    quien vive de su presente, que lo disfrute al maximo.

  2. chris dice:

    si no va a pasar nada o si ahhhhh

  3. ignacio dice:

    que mal no quiero estar sin luz durante no se cuantos dias

  4. Palmira dice:

    Me parece interesante y coherente el análisis realizado por la autora de este artículo…aunque no concuerdo con ella debido que la psicología siempre se empeña en encontrar nuestras respuestas en un contexto limitado de nuestro ser biológico…
    Le aclaro que jamás los Mayas u otras culturas hablaron de fin de mundo…ni la postura metafísica fue de fin de mundo…sino que de un cambio espiritual y de nuestro desarrollo integral para evolucionar como seres humanos tan extrasensoriales como lo fue JESÚS…(imagino que la psicóloga conoce el legado del Maestro Jesús).
    Los medios de comunicación sin duda se aprovecharon de las circunstancias para ganar más plata…pero allí no está el mensaje principal…
    Nuestra especie humana ha ido de evolución en evolución a través de su propia historia…y…¿por qué ahora no podría darse un cambio importante hoy? ¿solo porque la ciencia dice que no? ¿se creen dioses? Me molesta la postura de la ciencia porque está cayendo en un dogmatismo impresionante.
    Los cambios están…vienen…y llegarán así como también los 3 días de oscuridad…la única manera externa que la humanidad tome conciencia de la nueva era por ende a vivir como JESÚS y otros Maestros nos han mostrado a través de sus mensajes…

Escribe un comentario