Martes 15 julio 2014 @ 9:43 PM

COPA MUNDIAL 2014 “LA ROJA” Y SUS EFECTOS PSICOLÓGICOS ¿MOMENTANEOS O PERMANENTES? – 2da. Parte

PARTIDO CONTRA BRASIL

Muchos podrán decir que no fue gran cosa jugar “de igual a igual” con esta selección Brasilera, ya que ha sido la peor de su historia y quedó más que demostrado en la goleada que le hizo Alemania, los actuales campeones del mundo.
Desde ese punto de vista se entiende la apreciación, el punto es que me estoy refiriendo más bien a los efectos psicológicos que implica jugar contra Brasil, independientemente de cómo sea la selección, más aún, si ellos son locales.

Como lo mencioné en la primera parte, si bien en este partido NO se jugó la “auto-imagen” del país (en términos del fútbol, obviamente), porque ya se había “jugado” esto con los partidos anteriores, especialmente al eliminar a España, se jugó la capacidad para mantener la auto-imagen basada en el logro.

La Profecía-Autocumplida es un concepto psicológico, que habla por sí mismo: “Creemos que nos va a ir mal, porque siempre nos pasa y aunque “estuvimos a punto de”…. ¡perdemos! y así (inconscientemente), se cumple la profecía. Esto se puede transferir en muchas áreas de nuestras vidas.

La profecía auto-cumplida, de ser “perdedores”, especialmente frente a Brasil; producto de esta impotencia futbolera (debido a una auto-imagen basada en el fracaso), como lo dije en la primera parte, se transformó en una auto-profecía de “ganadores”, debido a que esta #ROJA es diferente, ya que hay jugadores con mucho talento, que presentan una auto-percepción de ellos mismos como exitosos, ¡y que por esto poseen una disposición hacia el éxito!

Cabe destacar, como lo mencioné en el otro capítulo, no basta “un cambio de mentalidad”, sino que se requiere aparte del talento, disciplina y trabajo de equipo.

¡Esto se demostró en el partido con Brasil!

PRIMER HITO:

INVERSIÓN DE ROLES

DE LA “IMPOTENCIA” A LA “POTENCIA”

Chile “derriba” la tradición Brasilera de ser ellos Goliat y nosotros David. Generalmente nos miraban casi con “pena y ternura”, por decirlo, como un hermano mayor frente a uno “chiquitito”.

Durante el partido, #LAROJA jugaba con todo en contra, ya no había la gran cantidad de Chilenos, como en los otros partidos. Brasil era local, hacía mucho calor y por que no decirlo, estaba la “Doña FIFA” presente, pero ojo, si Chile NO ganó, no fue por la FIFA, como muchos temían.

Por primera vez, Chile juega un alargue en una Copa del Mundo, ¡esto ya en sí mismo era “Mundial”! y ni hablar de ver a los Brasileros desesperándose, por muy “mala” la selección que sea, ¡era Brasil! Esto nos generó un impacto emocional positivo. Brasil TENÍA que ganar y por ende ¡se fueron sintiendo cada vez más “impotentes! y perplejos, mientras que el “estado emocional” de #LAROJA era de “potencia”.

Los Estados Emocionales de los jugadores, entre otras cosas, van decretando el partido.

Con en el alargue, Chile hizo que el estadio se “silencie”.

Brasil y su hinchada estaban perplejos, ya que David ahora era Goliat y viceversa. En los tweets de los Brasileros capté el estado de “urgimiento” que tenían y los jugadores brasileros, cada vez más desesperados, mientras que #LAROJA estaba ansiosa, sin desesperación, compartiendo el sentimiento de alegría y optimismo que estábamos viviendo los Chilenos.

SEGUNDO HITO

CHILE COMO  PROTAGONISTA
Prensa internacional destaca “partido épico” de Chile

http://www.tvn.cl/fifaworldcup/noticias/prensa-internacional-destaca-partido-epico-de-chile-1303428

 

#LAROJA ya no estaba “teniendo un buen desempeño”, sino que estaba siendo protagonista de uno de los partidos más “dramáticos” del mundial (más aún, que la goleada que recibió Brasil de Alemania, ya que en ésta no se vivió una “disputa”). Especialmente cuando se llegó a los penales.

Chile había puesto en jaque a Brasil, es más, en el segundo tiempo estuvo a “un palo” de dejarlos fuera del mundial.

“El mundo” tenía la mirada en nuestra #ROJA. Independientemente de que Brasil no era el equipo que se esperaba, ¡era Brasil!

Para Brasil, por primera vez “Octavos de Final”, no era sólo un trámite y podía perder el partido y quedar afuera de La Copa Mundial de Fútbol, en su propio país y eso para ellos era inimaginable y tremendo. Aunque a estas alturas, que ya terminó el mundial, sabemos que muchos brasileros habrían preferido que Chile hubiese ganado y con eso evitar la vergüenza “mundialera” que vivieron.

“BRASIL LLORÓ SU CLASIFICACIÓN”

http://deportes.terra.cl/chile/brasil-lloro-su-clasificacion,f4ece218e94e6410VgnCLD200000b2bf46d0RCRD.html

Independientemente que Brasil fue Goleado por Alemania, para nosotros, el partido con Brasil, como dijo la prensa extranjera fue “épico”

Este es un gran hito, para la historia del fútbol Chileno, algo que no se olvidará, como cuando el Chino Ríos en 1998, derrotó a Andre Agassi en la final de Miami y desplazó a Pete Sampras del primer lugar del ATP.
http://www.latercera.com/noticia/deportes/2013/03/656-516116-9-vuelve-a-vivir-la-emocion-del-numero-1-de-marcelo-rios-15-anos-despues.shtml

 

O cuando Fernando González y Nicolás Massú consiguieron la primera presea olímpica dorada para el deporte chileno. http://especiales.cooperativa.cl/bicentenario/site/artic/20100903/pags/20100903125134.php

Es un gran triunfo, porque #LAROJA tuvo a los pentacampeones llorando, arrodillados y al límite de la desesperación y esto como país tuvo efectos positivos, ya que se mantuvo, pese a que perdió, la auto-imagen positiva, en cuanto al fútbol, obviamente.

Si no metían el último penal, Brasil habría quedado fuera del mundial. Aunque ahora sabemos (y de hecho los mismos Brasileros lo dicen) que habría sido mejor perder por penales con Chile, que recibir la goleada humillante de Alemania

Pero bueno, Brasil lo metió y nos ganó por un solo penal y no mereciéndolo (comentarios de muchos medios extranjeros), quedamos fuera del Mundial.

TERCER HITO

NO FUE UN TRIUNFO MORAL

No hubo un sentimiento de derrota, sino de pena, ya que esta vez no estaba el deseo de “hacer un buen papel”, producto de una auto-profecía basada en la derrota, especialmente frente a Brasil, sino de ganar.
Más aún había expectativas de ganar el partido, éstas no estaban basadas en una fantasía, ya que las expectativas eran realistas, debido a que ya NO nos sentíamos David en contra de Goliat.

Fue el mismo resultado de mundiales anteriores, pero la forma fue diferente, ya que el proceso fue desde una perspectiva triunfalista y por lo tanto, las consecuencias emocionales también fueron diferente.

#LAROJA y nosotros no nos sentíamos una vez más derrotados.

#LAROJA y nosotros no nos sentíamos una vez más humillados, sino con pena. Muchos con mucha tristeza vimos el llanto de Medel y su desgarro, a muchos “les desgarró el alma”, como dijo un twittero en las redes.

#LA ROJA y nosotros sentíamos y sabíamos que merecíamos ganar; por lo tanto NO cambió nuestra auto-imagen del país (insisto, en términos del fútbol) y menos aún la validación del “mundo”.

¿QUÉ NOS FALTA, QUÉ NOS PASÓ?

SÓLO “SUERTE” O LA CAPACIDAD PARA “CONCRETAR” EN PENALES?

 

Muchos expertos plantean que no deberíamos haber llegado a penales, sino “concretar” en el partido. Coincido con eso, ya que llegar a Penales es una situación límite y estas situaciones desencadenan emociones que irrumpen y que impiden muchas veces pensar y ejecutar las acciones con éxito.

¿Qué pasa que nos falta concretar? Esta #ROJA no tiene sentimientos de impotencia, pero a la hora de concretar los penales, no se pudieron.

Este es un punto que tienen que analizar los expertos y cuando se vaya aplacando el ambiente, va a ser necesario.

Muchos plantean que esto fueron sólo cosas del fútbol” y que nos faltó suerte. Muchos medios dijeron que Dios estuvo con Brasil, pero ahora, considerando la goleada que vivió con Alemania, quizás ¡Dios nos salvó de vivir una situación ingrata con la selección Germana!

El punto es que se necesita más madurez futbolera, por decirlo; es primera vez que tenemos un equipo que en conjunto juegue tan bien; por lo tanto, necesitamos hacer un recorrido e ir madurando con un paradigma diferente, que se transmita a nuevas generaciones.

Y EL EQUIPO DE PSICÓLOGOS DEPORTIVOS DEL STAFF DE LAROJA?

¡NO LOS HAY¡
Grave error!

No estoy diciendo que hayamos perdido por un penal contra Brasil, porque faltaron Psicólogos Deportivos como parte del equipo de #LAROJA. Lo que estoy diciendo, es que encuentro insólito que Sampaoli no lo considere necesario.

Por muy excelente entrenador que es y que posee un buen liderazgo, en cuanto a “motivar” a su equipo, se requiere contar con personas con las habilidades necesarias para trabajar emocionalmente con #LAROJA y con cada uno de los jugadores.

Pinilla, Sánchez (a quienes les atajaron los penales), Jara (que falló en el último penal) y el resto de los jugadores, reaccionan emocionalmente en forma diferente, frente a situación de estrés y exigencia. Obviamente, porque cada individuo tiene su propia historia vital y personalidad.

Desde ahí es que se requiere un trabajo terapéutico, hecho por Psicólogos expertos en deporte.

CUARTO HITO

EL PERDER NO GENERÓ DERROTA

ESTIMULÓ LA REVANCHA

 

¿CAMBIO DE PARADIGMA?
“#LAROJA a los minutos de terminar el partido, no pide perdón, como lo hizo la selección Brasilera, ¡era que no!; sino que redefine sus objetivos; La Copa América.. y es ahí donde “vamos a ganar”.

Nuestra selección quiere la revancha, no se deja llevar por un sentimiento de abatimiento y de derrotismo, pese a la pena y la desazón.

En el deporte, siempre hay otras posibilidades y el hecho de redefinir inmediatamente una meta, que es ganar La Copa América, muestra que ya se instaló un paradigma basado en el logro.

Se podría decir que nuestro jugadores pueden ser muy aventurados en crear expectativas, porque después la frustración es grande, pero en cuanto a la perspectiva basada en el logro, ésta debe ser la actitud, ya que la otra genera inmovilidad e inconscientemente un derrotismo (“cumplir un buen papel”).

¿SE PODRÁ TRANSFERIR ESTE CAMBIO DE PARADIGMA EN LAS OTRAS GENERACIONES?

¿DE QUÉ DEPENDE?

 

3 comentarios

  1. Ines Acevedo dice:

    Yo que no soy hincha del fútbol, pero al menos me puedo jactar de ser observadora, también me di cuenta que los jugadores chilenos de este mundial tenían un “desplante” diferente. El lenguaje corporal lo decía. Los veías erguidos, orgullosos, firmes. Comparados con los del 2010, me parecieron un grupo de hombres mucho más ordenados. De hecho me recordaron a la vieja disciplina escolar (podría decir militar) de los ’80. Jugaron como equipo, no como tipos solos tratando de destacar por separado. Las personas que vieron el partido aquí en Nueva Zelanda, gringos incluidos, encontraron de alto nivel el juego de Chile; mucho mejor que el de Brasil y mucho más entretenido que el de Holanda. Sí, concuerdo que había algo diferente en estos 11 jugadores, yo lo percibí desde este otro lado del mundo. No vi al típico “chilenito apocado” que nos han achacado por décadas. Esta cosa se va a poner buena… si se establece y refuerza este nuevo paradigma. Saludos y gracias por este interesantísimo artículo.

  2. edwin gomez dice:

    pienso que los jugadores han demostrado tener un fuerte pensamiento positivo en lograr un buen resultado, basado en la confianza que les dan sus capacidades fisicas, tecnicas y mentales. Pero creo que eso no es compartido por los periodistas y comentaristas “deportivos” ( los pongo entre comillas porque mas allá del futbol no saben nada de reglamento en otras disciplinas deportivas) y ellos transmiten sus temores, y falta de confianza al publico a traves de todos los medios de comunicacion (prensa, radio y tv), logrando influir en la mayoria del país. Ya los veremos nuevamente el proximo año en la Copa América, como se “arratonan” sicolgicamente cuando nuestro jugadores por el contrario “se agigantan”.

  3. beto dice:

    Bueno, no hay que quitarle méritos a la selección chilena, pero en fútbol vale hacer goles y ganar, no las buenas razones, en conclusión la selección chilena fracaso en el mundial, no solo lo digo yo, lo acaba de decir el arquero Claudio Bravo, suerte para la próxima oportunidad.

Escribe un comentario