Jueves 8 enero 2015 @ 4:19 AM

La Navidad: Noche de Paz, Noche de Amor?

jesus_regalos

LA TRANSGRESIÓN DE LA NAVIDAD.
Lo que ocurre emocionalmente.

¿Sientes que has perdido el sentido de la Navidad?
¿Exceso de regalos para los niños?
¿Consumismo o Culpa?

El exceso de regalos para los niños, en muchos casos, es una compensación inconsciente del poco tiempo que los padres tienen para compartir con sus pequeños. Esto en gran parte genera un estado emocional que conduce a que se pierda el sentido de la Navidad.

Reclamamos que la Navidad y los días previos se transforman en una compulsión a las compras, compras y más compras.

Esto es un estado emocional exacerbado, ya que aparece una vorágine ansiosa donde se instala un aceleramiento, que incluso dificulta la capacidad para razonar y controlar los impulsos, al grado de endeudarse para comprar regalos.

En estos casos, desde la exaltación se pasa a un funcionamiento parecido al Psicótico, ya que hay personas que no sólo se les pierde el sentido de la Navidad, sino que también pierden el juicio, ya que pueden endeudarse (en 3 cuotas precio contado) por comprar regalos.

Esto es una Transgresión de la Navidad, ya que ésta para los que no son Cristianos, se supone que es una fiesta familiar, donde debería estar orientada a reunirse y a compartir en el contexto de “Noche de Paz y de Amor”, y NO al urgimiento de cenar antes de las 12 de la noche para después “abrir” los regalos, los cuales no niego que muchas veces se hacen con tiempo, cariño y dedicación, y otros ¡a última hora! en un supermercado o farmacia para “salvar”, o no?

El punto es que lo que rodea a esta cena familiar, se transforma en un ritual que genera nerviosismo, cansancio y apuro, especialmente para muchas Mamás que trabajan fuera de la casa y además deben preocuparse de la Cena de Navidad (como el infaltable pavo que a veces queda “seco”) antes que lleguen los invitados.

En casos como este, definitivamente se pierde el sentido de la Navidad.

Y cuando vemos familias Cristianas (Católicas, Protestante, etc.) que ponen un pequeño pesebre al lado de un gran árbol de pascua iluminado y adornado (cosa que no desmerezco), se pervierte la Navidad cuando todo esto se transforma en una mera decoración, cuando pasa al olvido la celebración del nacimiento de Jesús, en un ambiente familiar (María y José), propio de la negación “maniaca” del sentido Navideño y se transforma, en muchos casos, a la falta de sencillez.

Para los Cristianos, la Navidad es la celebración del nacimiento del Niño-Dios y como tal los regalos son especialmente para los niños, ya que es el cumpleaños de Jesús.

En muchos hogares se regalan entre adultos, ya sea por cariño o por compromiso; como a la polola del hijo, la cuñada insoportable, la suegra odiosa, el amigo secreto del trabajo, el ahijado que nunca ves, el vecino y… etc., etc., y etc….

Lo que representa el pesebre en muchos Cristianos se transgrede y se transforma en una voracidad, donde los familiares, especialmente los padres, llenan a los niños de regalos para suplir las ausencias y mitigar las culpas.

Son los adultos y especialmente los Padres los que transgreden el sentido de la Navidad en los niños; futuros adolescentes que no se conforman con poco, ¡que piden, piden y piden! y futuros adultos consumistas.

A partir de esto te pregunto lo siguiente:

¿Cómo son tus navidades?

¿Si tienes hijos, cómo son para ellos?

¿Se te pierde el sentido (¡pese a que NO quieres!), debido al entorno consumista y a todo lo que he descrito?

¿O para ti, definitivamente es un ritual SIN sentido?

¿Te atreves a responder? ¿Aunque sea en una línea?

Marie Louise Duhalde U.
Psicóloga Clínica

9 comentarios

  1. Hugo dice:

    Quizás demasiado tarde me he cuestionado el qué tiene que ver el nacimiento (cumpleaños) de Jesús, con el tener que regalar a otros para Navidad. cada quien tiene su propio cumpleaños y ahí se le regala. Navidad es de Jésús y debemos de representarlo regalando, pero regalando a los necesitados una canasta de alimentos, porque en ellos servimos a Jesús. Para mi es una fecha de una exquisita cena familiar, si se puede o con lo que se pueda, y festejar la llegada del hijo de Dios. Saludos y Feliz Navidad para tod@s..

  2. margarita dice:

    hola te encuentro toda la razon nosotros somos 2 adultos tercera edad y celebramos el nacimiento del niño Jesús tranquilos

  3. Aurora dice:

    No me interesa Pará nada navidad solo es consumismo la gente se endeuda si tenemos todo un año para hacernos regalos porque tenemos que esperar un día es una estupides quen la invento no tengo idea

  4. Andrea dice:

    Por eso yo celebro después en mi casa cuando pasa toda esa vorágine consumistas en sus casas. Los reúno y el 6 de Enero hago Noche de Reyes inculcando ciertos valores medios trastocados en esta sociedad. Es una bonita fiesta familiar y con tradiciones y valores
    Todos se van felices, la más feliz soy yo pues veo que la esperanza en la juventud está vigente.

  5. M angelica Arancibia dice:

    hola, te encuentro toda la razón, el texto completo representa lo que también pienso.
    El problema es no saber como salir de esta estructura social arraigada en nuestro inconciente y que hemis además integrado s nuestros hijos en lo mismo, todos los años es un real proposito, hablarles que uno puede regalar cuando quiera, pero este día es de jesus. y el quiere otra cosas de nosotros, y vuelvo a fallar

  6. Carla dice:

    Buenas Tardes! Siento que esta en lo correcto no hay nada mejor dicho. En lo particular trato de estar en familia somos cuatro los hijos ya tienen 17/21años solo cenamos en tranquilidad no corro por hacer regalos solo le hago un presente a mis dos sobrinos, pero lo que siento en navidad solo lo llevo yo, trato de compartirlo con mi esposo pero estar en paz y tranquilidad en familia no se compra con nada y como familia tenemos nuestros altos y bajos. Muy buena su publicación.

  7. Marie Louise Duhalde dice:

    Hola Nataly! ¡Hay muchas personas que les pasa lo mismo! es frustrante querer darles a los niños un sentido familiar o religioso, ya sea el caso, un sentido a la Navidad, pero el entorno social lo dificulta.
    Puede ser que sus abuelas y tíos demuestren con regalos el amor que sienten a tu hijo.
    Lo importante sería que hablaras con ellos y más que culparlos de “consumistas”, les explicaras que, tanta cantidad de regalos hace que los niños, a veces, ¡ni siquiera saben con qué jugar!. Podrías también compartir este artículo a través del face, si es que tienen y llegar algún “acuerdo”, para que también la pase contigo.
    Cariños
    ¡Gracias por compartir tu vivencia!
    Marie Louise

  8. Ana María dice:

    La verdad es que se siente el stress de la gente comprando y angustiada por comprar y quedar bien con todo el mundo..Esta navidad yo me enfoque en darle importancia a lo espiritual..no tenia dinero..entonces pense solo en entregar mi cariño,y sentir la importancia del nacimiento de Jesus niño.creo que consegui por mucho tiempo no sentir el agobio ni angustia.y aunque hubiera tenido los medios.tal como recibio jesus presentes de los reyes.creo algo pequeño entregado con sinceridad y afecto.es mas valido.que algo caro y por compromiso..esa fue mi navidad..

  9. nataly oyarzun dice:

    Tienes mucha razón en todo lo que hablas del consumismo, a mi me gustaría tener una navidad con el verdadero sentido que es el amor, pero tengo un hijo muy regalón de sus abuelas de sus tíos, de lo cual no me deja hacer que ese día sea como yo quiero, x q mi hijo para esa fecha la pasa con su abuela que lo llena de regalos y a mi me queda cenar solo con el papá y a veces con otros familiares. Por lo cual ese día no es lo que yo espero.

Escribe un comentario