Martes 15 marzo 2016 @ 11:54 AM

Las Parejas y el Internet | Lo peligroso de: ¿Me das la clave de tu Facebook?

pareja_e_internet

¿Pides o das las claves de tus correos, #Facebook y “demases”?

Si es así, es porque confundes la comunicación con la intromisión y estás en un peligro emocional. El problema de “estar o no estar” en línea lo describí en este artículo. http://www.psicologaduhalde.cl/2015/02/04/las-relaciones-cercanas-y-las-parejas-%E2%80%9Con-line%E2%80%9D-%E2%80%9Cestar-o-no-estar-en-linea-he-ahi-el-problema%E2%80%9D/.

Para muchas personas, sus relaciones cercanas están basadas, entre otras cosas, en un paradigma, propio de la era del Internet, que es la creencia muy errónea, que es el “tener que saber todo” del otro.

Este mito lo veo a diario principalmente con mis pacientes adultos-jóvenes, a los cuales los confronto con la siguiente pregunta:

¿Por qué tienes que saber TODO de tu pareja?
¿O por qué tu pareja tiene que saber TODO de ti?

El que una persona tenga clave en el celular muchas veces, es por el deseo de querer proteger su intimidad ¡y no tiene que ver, como muchos creen, con deslealtad o infidelidad!

Estos mitos y paradigmas a lo mejor tú lo compartes y si es así te invito a que vayas a este link: http://www.biobiochile.cl/2014/08/27/como-influyen-las-redes-sociales-en-las-relaciones-de-pareja.shtml

¿Eres de los que dices: “Nosotros no nos ocultamos nada”?

Según un estudio de Samsung en Chile, se descubrió que el 45% de las parejas chilenas entregan la contraseña de sus correos y del Facebook Fuente: Emol.com – http://www.emol.com/noticias/tecnologia/2014/08/26/676987/el-44-de-las-parejas-jovenes-chilenas-privilegia-la-comunicacion-con-aplicaciones-de-mensajes-de-texto.html

Si estás dentro de este 45% del que le pide a la pareja sus claves del #Facebook y/o del correo, o eres aquellos que se las dan, a regañadientes ¡pero se las das! como “prueba de amor”, es porque estás avalando la falsa creencia de tu pareja, de que la Privacidad es igual a Deslealtad y/o Infidelidad.

Constato a diario en mi consulta que para muchos lo privado es sentido como “algodañino en la relación.

Frases como:

¿Tienes algo que ocultarme?
¡Si no me quieres entregar la clave es porque en algo andas!
¿Por qué tu ex colocó un “me gusta” en una foto tuya?
¡¿Te hiciste amigo(a) de ese(a) pololo(a) que tuviste en el Colegiooo?!

¿Te suenan estas frases? 

Lo que veo en mis pacientes, es que estas conductas son un peligro para sus relaciones de parejas, más aún, si son inseguro(a)s y celoso(a)s.

Ahora bien, cuando es excesivo; el control y el querer dominar a tú pareja y/o amigos muy cercanos, o más aún, tolerar el ser controlado e invadido en tus relaciones íntimas, son porque hay un trastorno emocional a la base y éste genera que tus relaciones se vuelvan enfermizas.

Estos Trastornos Emocionales requieren psicoterapia, ya que si no se tratan, son los causantes que vayas de una relación en otra o que eternice una relación Patológica de la cual, no puedas salir.

Ahora bien, generalmente se entregan la clave, como forma de demostrar al otro que no tiene “nada que ocultar”.

El punto es el siguiente:

¿Qué tiene de malo la privacidad?

La privacidad es lo íntimo, lo que no se cuenta, a no ser que tu abras la puerta; es lo mismo que estar en el baño, si tú decides, hay momentos que puedes permitir que tus cercanos entre al baño ¡y en otros no!, imagino que ya sabes cuales no.

¿Por qué entonces tienes que entregar la llave para que entre el otro todo el tiempo?

A mi parecer, la intimidad, con la llegada del #Facebook y demases (un ejemplo es la farándula), se ha Pervertido y se ha transformado en muchos casos en un Exhibicionismo Narcisista.

El pedir las claves de Internet de tu pareja o entregarlas, como revisarle el celular, más otros tipos de conductas ¡evidentemente!, es un atentado a la intimidad.

¿Quién no ha tenido conversaciones con un gran amigo(a) por Whats App y se le ha salido más de un comentario negativo hacia su pareja?

Cuando se está enojado se pueden decir muchas cosas, que una vez que los conflictos se solucionan y ya no se siente lo mismo. El problema surge cuando tu pareja lo lee y es ahí cuando aparece realmente un conflicto mayor:

¡¡Por qué hablas de mi con tú amigooo(a)!!
¡¿O sea, tú querías terminar conmigoooo”?!

El no cuidar tu intimidad o que tu pareja la invada, en la mayoría de los casos puede ser la antesala de una Trasgresión a tu Identidad y eso es un peligro para tu salud mental.

Esto cuando se da, es muy típico de Relaciones Simbióticas, donde lo “nuestro” no es paralelo a lo “mío” o lo “tuyo”, sino que lo subyuga.

¿Te pasa lo siguiente?

Si tus cercanos te empiezan a decir:

“Desde que estás con él (ella), ya no eres él (la) mismo(a)”

Si empiezas a notar que TODO lo que haces es con tu pareja y que estás teniendo los mismos gustos, las mismas conductas y que sus amigos ahora son tus amigos y ya los tuyos no los ves.

Si ese es tu caso ¡ojo con esto!
Si es que sientes que estás perdiendo, por así decirlo, tus recursos emocionales y te vas transformando en una persona cada vez más dependiente e inútil.

Estás en un peligro de que tus relaciones de parejas se vuelva en contra tuya.

Es así como llegan a muchas personas a Psicoterapia diciéndome: “Estoy hecha(o) mier…” Y eso es porque en sus relaciones van perdiendo identidad y ya no son nada, si no están con el otro. Por lo tanto se van transformando en “Esclavos Emocionales.”

Si terminan con ese otro sienten que se les fue la vida y en parte, ¡así lo es!

Otra reacción a la invasión del otro, es que empieces a  sentir  hostilidad frente al “invasor” y aparezcan conductas agresivas-pasivas.

Si este es tu caso, tarde o temprano te las vas a arreglar para recuperar tu intimidad ¡y es ahí! cuando pueden empezar, entre otras cosas, la tendencia a hacer cosas desleales o infidelidades.

El #Facebook también se ha pervertido, tanto es así que está siendo cada vez más “común” páginas de Facebook que son de “Pornos-Venganza”

Es un estilo de “Escrache Digital” y consisten en páginas donde se publican fotos y/o videos íntimos de alto contenido sexual, cuyo fin es denigrar a tu expareja.

Más de alguno diría que no tendrías por qué sacarte una foto o filmarte en una situación de intimidad sexual, dado que uno nunca sabe donde puede parar estas fotos, cosa de la cual estoy de acuerdo, el punto es que hay parejas que hacen esto, como parte de sus juegos y la intimidad que vivieron en algún momento y no tendría por qué pervertirse de esa forma.

Demás está decir, que las personas que utilizan estas páginas son Personas con rasgos Psicopáticos.

Otro comportamiento que estoy pesquisando en mis pacientes, desde hace un tiempo es la Inmediatez y la “Desechabilidad” de las Relaciones.

Esta forma de relacionarse antes la veía en ciertas Personalidades, como en la Histeria, pero ahora lo estoy observando como un comportamiento generalizado.

Un ejemplo es el #Tinder, cuyas “citas” son el ciber-espacio y así como alguien te motivó, evidentemente por la foto, rápidamente te puedes aburrir y pasas a otra.

Esto se está constituyendo en un síndrome conocido por “Síndrome de Tinderella”, descrito por los Psicólogos Jenny Stallard y Emma Kenny.

En este síndrome se describe la inmediatez de las relaciones y como éstas se pueden transformar en “desechables”. Muchas de estas “relaciones” se transforman en encuentros sexuales y después se pasa al otro “clic”.

Me dirás que muchas de las cosas que he descrito, siempre ha pasado, antes era registrar, o que te registren, la agenda y/o billetera. El punto es que estas conductas eran cuestionables

Ahora, en la Era Online, el “hurguetear”, el invadir y la exposición de la intimidad, están siendo parte de nuestra cultura.

 

Marie Louise Duhalde
Psicóloga Clínica

Un comentario

  1. jeanette dice:

    antes las parejas se enteraban de las infidelidades por los amigos y familiares, hoy es por el face y whasap. ahora una pregunta es preferible quedarse ignorando con quien estamos o urguetear un poco y no ser la eterna cornuda?

Escribe un comentario